Cibercriminales aprovechan pandemia para atacar en Latinoamérica

 Cibercriminales aprovechan pandemia para atacar en Latinoamérica

29 April 2020, Bavaria, Ebing: ILLUSTRATION – A man sits in front of a computer and types on a keyboard. Photo: Nicolas Armer/dpa

Digiqole ad

La pandemia es la coyuntura perfecta para los grupos cibercriminales, quienes aprovechan el incremento de la gente que trabaja desde casa debido a la cuarentena. Las débiles medidas de seguridad digitales de muchas empresas y usuarios son el ambiente ideal para robar datos y perpetrar estafas.

“El COVID-19 provoca un aumento sin precedentes de usuarios conectados a Internet en la región. La mayoría no estaban preparados para trabajar desde sus casas en forma prolongada, sino que los patronos tuvieron que tomar decisiones de emergencia. Lastimosamente las personas en general no cuentan con las herramientas mínimas para asegurar que su [trabajo] en Internet sea realmente seguro”, dijo a Diálogo Esteban Jiménez, especialista en dirección estratégica de tecnologías de la información de la Universidad Europea del Atlántico, de España. “Mucho menos existe la capacidad para operar la infraestructura crítica de sus organizaciones en forma remota. Esto es algo que los cibercriminales explotan sabiendo que las personas [manejan] desde sus hogares infraestructuras financieras y realizan transacciones bancarias”.

Los usuarios sufren aumento de estafas y robos de datos personales, “ya que están más expuestos al incrementar su tiempo de conexión en Internet, y realizar la mayoría de actividades diarias en línea”, aclaró Jiménez.

Crimen transnacional

Roberto Lemaître, ingeniero informático de la Universidad de Costa Rica, explica que una de las características de las ofensivas cibernéticas en Latinoamérica es que responden a dinámicas propias de grupos del crimen organizado internacional, por eso es tan común que los ataques descubiertos en diferentes países sean tan similares.

Uno de los casos detectados en Latinoamérica es un programa maligno que simula un mapa mundial con información de la expansión del COVID-19, que roba contraseñas de los usuarios, expone Krebson Security, un sitio de Internet dedicado a la investigación y seguridad en la red.

La Oficina de Seguridad del Internauta, adscrita al Gobierno español, dice que algunos de los métodos que utiliza la delincuencia para engañar a la gente utilizando la pandemia para obtener sus datos personales y números de cuentas bancarias son: mensajes electrónicos que implantan programas maliciosos; recomendaciones de “expertos”  para solucionar la pandemia, con enlaces para desfalcar;  suplantación de instituciones como la Organización Mundial de la Salud, o muchas otras, que piden “donativos”; enlaces falsos para reclamar “corona cheques” o cupones de ayuda; ofertas de empleo fraudulentas; soporte técnico y promociones simuladas de productos de cuidado personal como mascarillas, para redirigir a los usuarios a sitios de fraude.

“El cibercrimen trabaja cada vez más organizado, muchas veces más organizado que quienes lo enfrentan; eso se ve en los informes que reflejan incremento del crimen cibernético”, explicó Lemaître a Diálogo. En la pandemia se mueve mucho dinero con los delitos informáticos. Es un negocio muy atractivo para grupos transnacionales del crimen organizado, es una tendencia mundial de la que no escapa [nuestra] región”.

Los especialistas consultados recomiendan a los usuarios, empresas y gobiernos latinoamericanos promover procesos de culturización digital sobre los riesgos que enfrentan los usuarios ante los ciberataques.

“Las personas deben proteger su información. Las empresas, gobiernos y usuarios deben invertir más en software de calidad para sus dispositivos”, comentó Jiménez. “Muchas veces no es un ataque directo o dirigido hacia un usuario en particular, sino que se debe a descuidos y a la falta de inversión en software legítimo”.

“La educación al ciudadano es fundamental para evitar que estos engaños ganen terreno, eso solo podrá disminuir con procesos de cultura digital. Lo otro son las capacitaciones de las empresas e instituciones públicas para responder al cambio que enfrentan todos los países”, agregó Lemaître.

Noticias Relacionadas...