¿Debe Taiwan participar en la Asamblea Mundial de la Salud?

 ¿Debe Taiwan participar en la Asamblea Mundial de la Salud?
Digiqole ad

Sus medidas de prevención y rastreo han sido alabadas y copiadas. ‘El ejemplo de Taiwan’, rezan unos titulares que encumbran a una nación que sufre un bloqueo diplomático por parte de China y que carece de los recursos científicos que ofrece la OMS

En tiempos de coronavirus, Taiwan se ha convertido en una de las protagonistas inesperadas de esta pandemia por dos motivos. Primero, el mundo ha puesto el foco en esta pequeña isla de 23 millones de habitantes por su rápida y eficaz respuesta al brote. Para encontrar su primer caso de contagio hay que retroceder hasta el 17 de enero. Más de cuatro meses después, tiene 440 infectados y siete muertos. Unos datos muy bajos, pese a su proximidad con China.

Sus medidas de prevención y rastreo han sido alabadas y copiadas. ‘El ejemplo de Taiwan’, rezan unos titulares que encumbran a una nación que sufre un bloqueo diplomático por parte de China y que carece de los recursos científicos que ofrece la Organización Mundial de la Salud (OMS). Aquí entraría el segundo motivo que explica por qué Taiwan acapara tanto foco mediático: su enfrentamiento con la OMS.

La última polémica ha surgido a raíz de la próxima Asamblea Mundial de la Salud, que comenzará en Ginebra (Suiza) el próximo domingo. Un evento en el que, en un principio, Taiwan no tendrá representación. Hay que recordar que que tan sólo 15 países en el mundo reconocen su autonomía. Tampoco lo hace la ONU. Eso significa que la OMS excluye a la isla de sus reuniones de emergencia. Ni la menciona en sus informes. A ojos de los organismos internacionales, Taiwan sigue siendo un territorio de China.

Pero cada vez hay más países que alzan la voz a favor de que Taiwan ocupe una silla en la próxima Asamblea. El último ha sido Nueva Zelanda. Varios ministros neozelandeses pidieron que Taiwan se uniera a la OMS como observador, dado su éxito al frenar la propagación del coronavirus. “Taiwan tiene algo que ofrecer a la OMS en este momento”, dijo el ministro de Finanzas, Grant Robertson. Unas declaraciones que no gustaron a China. El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores del gigante asiático, Zhao Lijian, instó a Nueva Zelanda a “acatar estrictamente el principio de ‘Una China’ y detener comentarios erróneos y fechorías sobre cuestiones relacionadas con Taiwan”.

APOYO DE EEUU

El pasado miércoles, desde Estados Unidos, el principal aliado de la isla, también instaron a la OMS a que invitara a Taiwan a participar en sus reuniones, pese al bloqueo de China. “Hoy quiero llamar a todos los países, incluidos los europeos, a apoyar la participación de Taiwan como observador en la Asamblea Mundial de la Salud”, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

Una línea que también apoyó Japón. El primer ministro, Shinzo Abe, habló de un “acto de partidismo” de la OMS, al negarse a reconocer a Taiwan como miembro. También, cinco de sus aliados diplomáticos (Nicaragua, Palaos, Eswatini, Santa Lucía y las Islas Marshall) han pedido en una carta al organismo que no excluya a Taipei de la Asamblea.

Para entender toda esta disputa habría que retroceder hasta el 31 de diciembre. Entonces, el Gobierno Taiwan informó a la OMS de que en China había un extraño virus muy contagioso que se transmitía entre humanos. Médicos de la isla, que habían estado en contacto con sus colegas chinos, advirtieron de que había muchos sanitarios que estaban enfermando con los mismos síntomas. Pero, según los funcionarios taiwaneses, los organismos internacionales ignoraron su preocupación.

Desde la OMS desmintieron que hubieran recibido dicha advertencia. Entonces, el Centro para el Control de Enfermedades de Taiwan emitió un comunicado revelando el contenido de la carta que había enviado a la institución: “Aunque sospechábamos firmemente que la transmisión de la enfermedad de persona a persona ya estaba ocurriendo en ese momento, no pudimos obtener la confirmación a través de los canales existentes. Por lo tanto, el día en que se envió el correo electrónico mencionado a la OMS, el Gobierno de Taiwan activó el control fronterizo mejorado y las medidas de cuarentena basadas en el supuesto de que la transmisión de persona a persona estuviera ocurriendo”, dice el comunicado.

ACUSACIONES DE RACISMO

El 14 de enero, la OMS dijo que “las investigaciones preliminares llevadas a cabo por las autoridades chinas no han encontrado ninguna evidencia clara de transmisión de humano a humano”. Dos semanas más tarde se declaró la emergencia sanitaria mundial.

El enfrentamiento entre Taiwan y la OMS se incrementó a mediados de abril tras las críticas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la institución por su “cercanía a China”. El director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que había una campaña racista en su contra orquestada desde Taiwan. Algo que negaron desde la isla.

“Taiwan siempre se ha opuesto a toda forma de discriminación. Durante años hemos estado excluidos de organizaciones internacionales y sabemos mejor que nadie qué se siente al estar discriminados y aislados”, respondió la presidenta Tsai Ing-wen en Facebook, invitando a Tedros a visitar el país para que el mundo conozca el trabajo de su nación en la prevención contra el coronavirus. “Si el director general de la OMS pudiera resistir la presión de China y venir a Taiwan… podría ver que los taiwaneses son las verdaderas víctimas de un trato injusto”.

Fuente: El Mundo

Noticias Relacionadas...