Latam, la mayor aerolínea de Latinoamérica, pide protección anti quiebra

 Latam, la mayor aerolínea de Latinoamérica, pide protección anti quiebra
Digiqole ad

Latam Airlines, la mayor operadora de Latinoamérica, y sus filiales en Chile, Perú, Colombia, Ecuador y los Estados Unidos se ha declarado en bancarrota ante el Tribunal de Quiebras de Nueva York, acogiéndose voluntariamente a la protección del capítulo 11 de la Ley Antiquiebras, protegiendo así sus activos de los acreedores. El grupo aéreo sudamericano ha aludido al impacto de la crisis sin precedentes generada por la pandemia del coronavirus a la industria aérea. Sus afiliadas en Argentina, Brasil y Paraguay no están incluidas. La operadora sudamericana ha iniciado el proceso de reorganización financiera que contempla esa legislación. Cueto Group y Qatar Airways aportarán 900 millones de dólares en financiamiento adicional. Es la segunda operadora sudamericana que se lleva por delante la COVID-19, después de la colombiana Avianca que hace 16 días pidió la protección de la ley de bancarrota estadounidense

En Brasil, Latam mantiene conversaciones con el Gobierno para buscar apoyo financiero adicional, al igual que en Chile, Colombia y Perú, para “en la medida de lo posible”, proteger el empleo y minimizar la interrupción de sus operaciones.

LATAM es asesorado en este proceso por Cleary Gottlieb Steen & Hamilton LLP y Claro & Cia. como asesores legales, FTI Consulting como asesor financiero y PJT Partners como banquero de inversión.

La aerolínea aclara que los empleados del grupo seguirán recibiendo sus salarios y beneficios, y los proveedores recibirán sus pagos “en tiempo y en forma” por todos los bienes y servicios entregados desde el 26 de mayo de 2020 en adelante.

Hace una semana, Latam Airlines separó de la compaña a 1.400 de sus trabajadores como resultado de las consecuencias económicas de la pandemia.

Reorganización y nuevo plan de negocio

El proceso de reorganización financiera del Capítulo 11 es un marco legal bajo el cual LATAM y sus afiliados deberán presentar un plan de reestructuración para ser aprobado por el juez con reuniones periódicas de seguimiento. El grupo tendrá la oportunidad de redimensionar sus operaciones al nuevo entorno de demanda y reorganizar sus balances, lo que les permitirá emerger de manera más ágil, resistente y sostenible. LATAM y sus afiliados continuarán volando a medida que las condiciones lo permitan durante todo el proceso.

Este proceso les permitirá asimismo trabajar con los acreedores del grupo y partes interesadas para reducir su deuda, acceder a nuevas fuentes de financiamiento y continuar operando, mientras transformar su negocio adaptándolo a la nueva realidad.

“LATAM ingresó a la pandemia COVID-19 como un grupo de aerolíneas saludable y rentable, sin embargo, circunstancias excepcionales han llevado a un colapso en la demanda global y no solo han llevado a la aviación a un punto muerto virtual, sino que también han cambiado la industria en el futuro previsible”, ha afirmado Roberto Alvo, CEO de LATAM.

“Hemos implementado una serie de medidas difíciles para mitigar el impacto de esta interrupción de la industria sin precedentes, pero en última instancia, este camino representa la mejor opción para sentar las bases correctas para el futuro de nuestro grupo de aerolíneas y que se adapte a una nueva y evolutiva forma de volar, con la salud y la seguridad de nuestros pasajeros y empleados primordiales”, agregó.

Adicional al apoyo financiero de sus dos principales accionistas, Cueto Group y Qatar Airways, que inyectarán 900 millones de dólares, el grupo está abierto a la entrada de otros accionistas interesados ​​en participar en este proceso para proporcionar financiamiento adicional, en la medida permitida por la ley. Al momento de la presentación, el grupo tenía aproximadamente 1.300 millones de dólares en efectivo a la mano.

Respeto a compromisos

LATAM Airlines Group SA y sus afiliadas continuarán operando vuelos de pasajeros y carga, sujetas a la demanda y restricciones de viaje.

“Todos los billetes actuales y futuros, vales de viaje y millas y beneficios de viajero frecuente, así como las políticas de flexibilidad, serán respetados“, apuntan desde el grupo. Agregan que los proveedores recibirán un pago puntual por los bienes y servicios entregados desde el 26 de mayo de 2020 en adelante y durante todo este proceso.

Las agencias de viajes y otros socios comerciales no experimentarán interrupciones en sus interacciones con el grupo LATAM.

El pasado jueves, Latam anunciaba que retomaría en junio y julio parte de sus operaciones internacionales con Europa y EEUU, suspendidas en un 95% desde comienzos del pasado abril, debido a la crisis sanitaria del coronavirus y las restricciones de vuelo

“Frente a la crisis más grande en la historia de la aviación, la Junta aprobó este camino a seguir luego de analizar todas las alternativas disponibles para garantizar la sostenibilidad del grupo.

Noticias Relacionadas...